¿Tienes estrés? Las campanas tibetanas ayudan a calmarte!

Las Tingshas son un par de campanas en forma de plato conectadas por una correa de piel. Se utilizan en la práctica de la meditación por el sonido único, sostenido, y armónico que producen.

Las Tingshas tienen su origen en el Bön, una antigua tradición chamánica tibetana que precedió e infuenció al budismo. En la actualidad es utilizada en actividades astrológicas y terapéuticas. Se parte de la premisa que la enfermedad es como un bloqueo de energía en el campo áurico, y al hacer «cantar» a la campana, se desbloquean estas energías ayudando a la recuperación de la salud. 

Beneficios

Las campanas tibetanas ayudan a calmar el estrés porque atraen las energías positivas durante meditaciones para armonizar y equilibrar las energías Yin y Yang de los espacios en el diario vivir. El efecto que tiene la suave vibración de la campana llega a ser percibido fácilmente por todo el cuerpo, motivo por el cual es usado de manera continua en terapias.

Pase la campana dibujando tres veces la figura del infinito u ocho. Sostenga firmemente, y golpee los bordes juntos.

Deje que la Tingsha suene hasta el silencio. Para lograr reproducir un sonido armonioso, sujete cada metal por el cordón a un ángulo de 90 grados entre el agujero donde entra el cordón y la mano, suene ambos platillos al mismo tiempo.

Trabaja con el mismo principio de resonancia, que los sonido de los cuencos de cuarzo y los cuencos tibetanos (metálicos), ajustando la vibración de la persona en la misma frecuencia que es emitida por estos aparatos.

En el aspecto personal puedes hacerlo cada día, preferiblemente de día con la energía del Sol.

Facebookyoutubeinstagram